MEN?
NOTICIAS NOTICIAS
BUSCADOR
BUSCAR
Gloria Rodríguez La Conferencia Española de Religiosos crea la Oficina de Entornos Seguros para avanzar en su compromiso con las víctimas de cualquier tipo de abuso
Madrid, 27 de febrero de 2024 (IVICON): Los religiosos españoles continúan en su empeño de encontrar caminos de reparación y propiciar, con los diversos cauces de formación, que los abusos sexuales no tengan cabida en el futuro. Son muchas las medidas de prevención que los Institutos Religiosos están llevando adelante para trabajar y generar entornos seguros. Han hecho un esfuerzo en la toma de conciencia de sus responsabilidades, colaborando estrechamente con la justicia y con los organismos tanto civiles como eclesiales que así lo han requerido.  La Conferencia Española de Religiosos, en su esfuerzo para estar al lado de las víctimas de abusos, desea seguir pidiendo perdón y mantiene su compromiso con la erradicación de esta lacra. En este momento actual, y después del proceso realizado, lo que nos importa, respecto a los casos de pasado y presente, es atender bien a las víctimas con procesos de reparación, atención psicológica necesaria, etc. Nos sentimos profundamente identificados con su dolor y lamentamos si en algún momento no hemos actuado correctamente. En este momento, las Congregaciones Religiosas han avanzado en su proceso de reconocimiento, de atención a las víctimas y de prevención.  Para continuar dando pasos y abordar este y otros asuntos, la CONFER ha creado la Oficina de Entornos Seguros para estar a disposición de las víctimas y apoyar a las Instituciones Religiosas en estos procesos de atención, prevención, intervención y reparación. La responsable de esta Oficina es Gloria Rodríguez Díaz, psicóloga, con amplia experiencia de organización, dirección y gestión de crisis; además, fue la primera directora general de las Consagradas del Regnum Christi. Cuenta con más de veinte años de experiencia de acompañamiento humano y espiritual para el crecimiento de personas y comunidades, buscando potenciar los recursos de cada uno e introduciendo mejoras que posibiliten un mayor desarrollo integral.  La CONFER tiene ya habilitado el correo escucha@confer.es para estar a disposición de las víctimas de cualquier tipo de abuso.  Las Congregaciones Religiosas que necesiten ponerse en contacto con la Oficina podrán escribir a: entornosseguros@confer.esDesde la CONFER reconocemos el papel que la prensa ha tenido, ayudando a caer en la cuenta de la dimensión y gravedad de esta cuestión. La CEE se ha comprometido a facilitar nuevos datos periódicamente y es la institución que actualmente recoge los datos de ámbito eclesial.    Puedes descarga la Nota de Prensa aquí                        
Segunda estación El Tren de la Paz recorre su segunda estación: “Nacer del amor. No hay paz sin eugenesia”
Madrid, 27 de febrero de 2024 (IVICON); En la segunda estación el Tren de la Paz abre sus puertas a los nuevos seres humanos, los niños y las niñas, que han de nacer del amor, han de ser acogidos y educados gratuitamente para vivir en comunión con otros. Los padres y los educadores, la sociedad y la Iglesia, son los primeros pacificadores cuando posibilitan a los más pequeños nacer y crecer con amor.Esta vez nos centramos en las páginas del libro de Xabier Pikaza, “El camino de la Paz. Una visión cristiana”, en las que nos habla sobre aprender a querernos, y engendrar y acoger a los hijos en amor dentro de una sociedad e Iglesia pacificadas. Sólo así podremos hablar de paz futura.Una sociedad pacificada es una sociedad de bien nacidos, porque la paz está vinculada al buen nacimiento, “eugenesia” (p.175). En Jesús, somos llamados a nacer como hijos amados del Padre, “huiothesia” (p.179). Para la reflexiónA partir del evangelio de la Navidad cristiana, podemos afirmar que el mayor gozo del ser humano, el principio de su paz es haber nacido en amor, haber sido acogido y educado gratuitamente para vivir en comunión con otros, expandiendo así la paz de la vida. Según eso, la paz resulta inseparable de un programa eugenésico de "buen nacimiento", en sentido personal y social más que puramente biológico (p.175).  La violencia está especialmente vinculada con aquellos que no han recibido la vida en amor, ni pueden aceptarla como don, ni agradecen lo que tienen, ni lo admiten ni se reconocen y, por eso, rechazan a los demás para sentirse seguros ellos… La violencia está vinculada especialmente con aquellos que no se creen hijos, sino arrendatarios, y por eso disputan y matan por lograr la herencia (cf. Mc 12,1-11). Quien no ama hace la guerra. (p.176).  Jesús (elevó) su experiencia de filiación, para compartirla con todos, diciéndoles que son hijos y que pueden vivir como hermanos. Esa fue su terapia; este, el principio de su paz: él fue mostrando a los expulsados de su tierra (huérfanos de padre y/o madre) que eran verdaderos hijos y herederos del Reino (p.177).  La primera tarea de la paz no es que existan buenos hospitales (con avanzadas técnicas genéticas, cosa que puede ayudar), sino que existan buenos padres, que engendren, acojan y eduquen con amor, en una sociedad que busca la paz. Pero no bastan los padres, sino que cada hijo, hombre o mujer, ha de escuchar y acoger de un modo u otro la palabra más honda que le dice: ¡Eres mi hijo! Esa es la experiencia central de la huiothesia (Gl. 4,5; Rom. 8,23; Ef. 1,5), el descubrimiento de que Dios nos ama, haciéndonos hijos, lo mismo que a Jesús, el Hijo, a quien Dios confió su tarea de paz en el mundo (pp.177-178)  Esta es la Palabra de Dios, esta ha de ser la primera palabra de los padres y de la sociedad que han de decir al niño o niña: Tú eres (p.179). Pero la palabra de Dios no dice solo “¡tú eres!” sino que añade: “Tú eres mi Hijo amado” (p.179).  Reflexión de equipoEs esencial nacer en una familia buena, donde la acogida y el amor van configurando personalidades sanas, niños que crecen con seguridad y confianza básicas. Cada nacimiento en el amor es como el comienzo de una marcha de paz, de ahí la importancia de que los padres se amen y vivan en el amor. Y es básico que en la sociedad y la Iglesia propiciemos experiencias de bondad y de paz que se graben en la memoria vital de los más pequeños.La sociedad y las administraciones públicas deben cuidar y procurar el apoyo de todo tipo que las familias necesitan para la crianza, la educación y el cuidado de los niños y las personas más frágiles. Las familias con niños son más vulnerables ante la pobreza porque necesitan más recursos para atender a las necesidades de todos sus miembros. También necesitan tiempo y espacios adecuados para convivir, jugar, relacionarse. Las políticas laborales, sociales, educativas, sanitarias y de vivienda son básicas para garantizar buenas condiciones de vida a todas las familias.  Sabernos y sentirnos bien amados por buenos padres y educadores, por un Dios bueno, es el fundamento de una buena sociedad donde la paz será posible.  También lo es acoger y sanar a quienes, por circunstancias de la vida, han sufrido situaciones de abandono, falta de protección y cuidados esenciales, experiencias de maltrato y/o abusos, explotación y trata. Y, más importante aún, prevenir, denunciar y actuar decidida y eficazmente frente a estas situaciones que afectan a los pequeños en todo el mundo.  Cuando Dios me mira ¿qué veo en sus ojos? Un padre-madre que me ama hasta el infinito y más allá. Esa experiencia de fe sana y restaura lo más herido, da paz y sosiego, hace renacer la esperanza y nos abre a una nueva dimensión del amor, más generoso y comprometido, nos hace constructores de paz con relaciones más fraternas que saben afrontar los conflictos y convivir en la pluralidad y las diferencias.Jesús descubre la paternidad-maternidad de Dios y nos transmite que somos hijos y podemos vivir como hermanos. Este es el principio para la Paz. Es importante que haya buenos padres y educar a los hijos en estos principios, aprendiendo en la familia a gozar por y con la existencia de otros.  Es importante una buena sociedad, que viva en condiciones de paz, y una buena Iglesia, que transmita y celebre un Dios que nos ama.  En esta nueva estación podréis consultar algunos textos bíblicos para orar con lo reflexionado y compartir desde la fe. Se dan también algunas palabras clave para que cada persona las interiorice y reflexione lo que despiertan dentro de cada uno, qué evocan de nuestra infancia y cómo fueron nuestras primeras experiencias como creyentes.La metodología de trabajo propuesta es participativa y comunitaria. Cada congregación o instituto podrá compartir el trabajo realizado internamente enviándolo a eltrendelapaz@confer.esPara imprimir como cuadernillo pincha aquíPara modo lectura pincha aquí  
Acuerdo Asisa La CONFER y Asisa firman un acuerdo de colaboración con ventajas en General Óptica y Otoaudio
Madrid, 6 de febrero de 2024 (IVICON): El secretario general de la CONFER, Jesús Miguel Zamora, y la directora de Grandes Cuentas de Asisa, Aurora Barbero Martínez, han firmado un acuerdo de colaboración para que las Instituciones Religiosas miembros de la CONFER disfruten de diferentes ventajas en General Óptica y Otoaudio.Los institutos y laicos/as pertenecientes a la CONFER podrán disfrutar de las siguientes ventajas presentando el carné de la Conferencia Española de Religiosos, sin necesidad de pertenecer a Asisa:Con GENERAL ÓPTICA· Servicio de optometría personalizado gratuito· Descuentos exclusivos en productos como monofocales o progresivos: monturas, lentes de contacto, productos de salud ocular o gafas de sol.· Descuento en el alta del Programa Privilege  Con OTOAUDIO· Hasta un 25% de descuento en AUDIFONOS (sobre el PVP de la tarifa oficial del fabricante según modelo)· Prueba gratuita de los audífonos durante un mes· Entrega de dos audífonos de sustitución GRATIS· Servicio de asistencia A DOMICILIO (Limpieza, enlace del audífono a dispositivos móviles, etc.· Financiación hasta en 36 meses sin intereses (financiación sujeta a aprobación por entidad financiera)· Pilas gratuitas durante 3 años (si los audífonos no son recargables)· Hasta un 20% en accesorios de conectividad inalámbrica· Posibilidad de garantía extendida hasta 5 años por pérdida o robo
Camilos “No atender a las víctimas nos convierte en cómplices”
Madrid, 23 de febrero de 2024 (IVICON): Más de un centenar de personas pudieron seguir este jueves las II Jornadas de Pastoral de la Salud organizadas por el Centro de Humanización de la Salud San Camilo. Bajo el título “Vete y NO hagas tú lo mismo”, se reflexionó en torno a los diversos modos de abuso, especialmente dentro de la Iglesia, con un firme compromiso de denuncia.El acto de apertura contó con la participación del director del Centro, José Carlos Bermejo, quien destacó el largo compromiso camiliano en la investigación de abusos y su acompañamiento a través escucha. En la mesa inaugural también participó la secretaria general adjunta de la CONFER, Silvia Rozas, FI, quien hizo un llamamiento a ser “artesanos del cuidado, que es la misión de la vida religiosa, un compromiso que no tiene vuelta atrás para sanar y sanarnos con justicia y misericordia”.El Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, también se sumó a este encuentro a través de un mensaje de vídeo agradeciendo la realización de estas jornadas. “Es fundamental que expresemos nuestra solidaridad con tantos que han sido abusados en absoluta indefensión y agredidos para toda la vida. La sociedad debe ser consciente, y que los religiosos camilos hayan tenido esta sensibilidad y esta conciencia de enfrentar los abusos merece un reconocimiento extraordinario. Gracias por cuidarnos”.Generación de una cultura del cuidadoTras la inauguración tuvo lugar un coloquio entre Rosa Ruiz, teóloga y responsable de investigación del Centro, Miguel García-Baró, filósofo y Cristina Inogés-Sanz, teóloga y miembro del sínodo.En este momento se abordó el papel de la ciudadanía ante el sufrimiento y la soledad que provocan las situaciones de abuso, con el objetivo de analizar el papel de la sociedad en la generación de una cultura del cuidado.Rosa Ruiz abogó porque “no atender a las víctimas nos convierte en cómplices”, palabras que suscribió Miguel García-Baró quien apeló a la escucha y aceptación incondicional para cuidar. Cristina Inogés por su parte afirmó que tenemos que asumir, reconocer y visibilizar los abusos y reconoció que no dar cabida al tema de los abusos en el sínodo es una oportunidad perdida y “un gran error que pagaremos”. Mesa de experienciasEl camilo Arnaldo Pangrazzi moderó una mesa de experiencias que contó con la intervención de Juan Carlos Estévez, teólogo y miembro del Proyecto Repara, Valeska Ferrer, doctora en Derecho Canónico e coordinadora del Proyecto Jordán de la Universidad Pontificia Comillas y Guadalupe Rivera, psicóloga penitenciaria. Ésta última se mostró partidaria de una intervención profesional de quien abusa, al que calificó de agresor físico y de corazón. Al tiempo, solicitó que la justicia sea restaurativa. “La reparación debería ir más allá de una sentencia” añadió.   
1 2 3 4 5
Conferencia Española de Religiosos. CIF: R7800993C | Aviso legal| Política de Privacidad| Política de Cookies | Mapa Web
Desarrollo Web Grupo Undanet